Respiración y Jala Neti

Respirar es algo automático que hacemos desde el primerísimo instante que nacemos y es también el último acto que cumplimos antes de abandonar nuestro cuerpo.

La respiración es constante e involuntaria, permite nutrir y dejar que la vida entre en nuestro cuerpo manteniendo todas sus funciones activas y saludables, es algo tan fundamental en nuestra existencia y tan increíblemente automático e imparable que no le damos el valor extraordinario que merece….Deberíamos celebrar la respiración y dedicarnos aunque solo pocos minutos al día a la escucha del aire que entra y sale de nuestro cuerpo, esto nos ayudaría a estar conectados con nuestro interior, a bajar la frecuencias de nuestros pensamientos, a liberarnos del estrés y así poder ver las cosas de otra manera.

Dicho esto una herramienta útil para cuidar nuestra respiración  es el uso del Jala Neti…has sentido hablar alguna vez de esta práctica?

Debería saber que nuestro cuerpo es tan preciso que hasta autorregulas la cantidad necesaria de Energía masculina y femenina para mantenernos internamente equilibrados, me explico mejor….existen dos corrientes nerviosas situadas a los lados de la columna vertebral, la izquierda se llama IDA y la de la derecha se llama PINGALA. Las dos son nadis, es decir… canales que nos conducen al Prana o respiración. De tal forma que, para armonizar a nuestro cuerpo, debemos estar conscientes de que la Luna se mueve en Ida (dicha también energía femenina) y el Sol en Píngala (energía masculina), Ida es fría y Píngala es caliente. Asimismo, Ida fluye a través de la fosa izquierda de la nariz y es el responsable de la orientación en el espacio, la percepción psíquica, la intuición, la creatividad, la sensibilidad artística.  Píngala fluye por la derecha  que se encarga del análisis lógico-matemático: la mente racional; de tal manera que el aliento fluye alternativamente. Existe una interdependencia entre la actividad de los nadis y la respiración nasal. Debido a su conexión con las fosas nasales, Ida y Píngala regulan toda la actividad cuerpo-mente. Las fosas nasales tienen un funcionamiento cíclico, de forma que, normalmente, predomina la respiración de una de ellas. En las personas que están equilibradas, la respiración va cambiando a lo largo del día de una a otra fosa, en periodos de una a dos horas. Esta alternancia crea armonía en todos los sistemas.

En algunos momentos pero esta autorregulación se podría ver afectada por razones diferentes que pueden ser físicas o emocionales, por ejemplo si estamos muy nervioso o agitados tendremos un exceso de energía solar, o a nivel físico si tenemos alergia o estamos refriados no podremos tener un justo equilibrio interno porque nuestra nariz estará cerrada.  Aquí entra como protagonista hacer Jala Neti, que es una práctica originaria de India, con más de tres mil años de antigüedad, que consiste en hacer pasar una solucíon salina previamente preparada de agua tibia por un orificio nasal, para que salga por el otro.

Jala Neti, es la manera más efectiva y simple de prevenir y curar un buen número de trastornos que se originan en las fosas nasales y el aparato respiratorio en general. Durante el proceso, el flujo de agua arrastra todo tipo de bacterias, suciedad e impurezas, que son las causantes de desórdenes como alergias, congestión nasal, resfriados, asma, sinusitis, bronquitis,  o bloqueos nasales crónicos, alivia las migrañas, mejora claramente la capacidad respiratoria  en cantidad y calidad, así como la salud de ojos y oídos, incrementa la energía vital de todo el organismo, además permite una buena oxigenación del cerebro que a su vez aumenta la visión interior.

Para realizar Jala Neti se utiliza una vasija especial, llamada lota. La lota tiene diversas formas  y materiales, es un procedimiento sencillo y no traumático que pueden realizar personas de todas las edades.
Actúa por el simple principio físico de la ley de gravedad. Facilita y mejora la respiración nasal.  Sé que suena un poco asustador porque lo primero que pensamos es “pero así me voy a atragantar?! ” pero te aseguro que no es así, basta solo poner la cabeza de lado respirar desde la boca y dejar que el proceso se cumpla. Esto es un ritual fantástico por todos los beneficios anteriormente mencionado además de ofrecer mayor claridad mental, te invito a probarlo! Al despertar antes de empezar el día sería una de las primeras cosas que hacer en tu rutina y si meditas o practicas yoga antes de tu práctica.

En uno de mis retiros de yoga pasados, una de las actividades que propuse fue explicar y demostrar Jala Neti, seguidamente cada uno de los participantes probó su proprio Jala Neti… fue muy interesante y divertido a la vez. Todavía al día de hoy mucho de mis alumnos siguen con su rutina cada mañana y han visto muchos cambios a nivel físico y mental…cuéntame tu experiencia o si te gustaría probarlo….

Seguro en uno de mis próximos Retiros de Yoga volveré a proponer Jala Neti.

Namaste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *